¿Cómo es el protocolo de entrada a la ceremonia de una boda gay?

¿Cómo es el protocolo de entrada a la ceremonia de una boda gay?

Las bodas gay y las bodas heterosexuales significan exactamente lo mismo: una celebración de dos personas uniéndose en matrimonio y comprometiéndose de corazón con su pareja. Sin duda alguna, una boda es una boda, pero entonces, ¿cuál es el protocolo a seguir en una boda gay?

Para quienes se casan, una boda es fuente de nervios, excitación y emoción pues siempre queremos que sea para toda la vida y por ello este día es tan significativo. Como veis, sirve tanto para gays como para heteros, pues el amor es el mismo, pero debido a la relativa novedad de las bodas entre personas del mismo sexo, pueden surgir ciertas dudas a la hora de organizarlas.

Para muchas parejas saber cómo van a hacer la entrada en la ceremonia les crea una cierta incertidumbre, y no es para menos, pues ese momento será uno de los momentos más especiales de toda su vida. Pues tranquilos, seguid leyendo y tomad nota de estas ideas.

 

¿Cómo entramos?

En una boda gay no hay roles, no hay colores específicos para los novios, y tampoco hay un protocolo obligatorio de cómo entrar. Y eso tiene sus ventajas pues podéis hacer lo que queráis y personalizar ese momento tanto como queráis para que resulte uno de los momentos que queden grabados para siempre en vuestros corazones.

En muchas ocasiones, lo que suelen hacer los novios es adaptar el protocolo de las bodas heterosexuales a la suya, así pues, si preferís optar por lo tradicional, muchas parejas prefieren entrar por separado, primero el de más edad y unos pasos más atrás lo hará la persona más joven acompañados los dos por sus respectivos padrinos o madrinas mientras suena un precioso tema musical previamente elegido por los novios.

Es habitual que la pareja se haya vestido y preparado juntos y se encuentren después en el altar, pero si prefieren mantener la tradición de no verse hasta el momento cúlmine de la entrada a la ceremonia, lo mejor es que dispongan de dos estancias separadas donde vestirse y mantengan la intriga hasta el final. En el caso de los trajes y sus complementos cada uno puede ir diferente, pero manteniendo un cierto estilo común o se puede ir totalmente conjuntado.

 

Madrinas, padrinos, invitados.

En el caso que elijáis esta opción más tradicional, las madrinas suelen ser las madres, pero podéis entrar acompañados por otros invitados de vuestra confianza, hermanos, tíos o amigos. Es la persona que os va a acompañar en uno de los días más importantes de vuestra vida, por ello tiene que ser alguien de vuestra plena confianza.

Como nada está escrito, hay muchas parejas gays que deciden entrar juntas, sin los padrinos, y caminar tomados de las manos hasta el altar. Otra forma es que decidáis hacer dos pasillos, o que entréis por los laterales, y os encontréis al mismo tiempo en el altar, acompañados o no por vuestros padrinos.

 

First Look

Últimamente se ha puesto muy de moda en las bodas gay el first look o primera mirada que consiste en un primer encuentro de los novios a solas antes de la ceremonia, habiéndose vestido por separado. Este encuentro es pura magia pues es un momento de máxima emoción para los novios en el que se ven por primera vez vestidos con los trajes y comparten esas palabras de tranquilidad y un abrazo relajado antes de darse el “sí, quiero”.

En realidad, puede ser tan emocionante y mágico el hecho de veros por primera vez entre todos los invitados caminando hacia al altar como crear ese momento íntimo y de complicidad entre vosotros dos instantes antes de la ceremonia.

La verdad es que no importa cómo lo hagáis, la ventaja de celebrar una boda gay es que no hay reglas ni supersticiones que asumir ni tradiciones que perpetuar. Sencillamente decidid cómo queréis que transcurra ese día tan especial para ambos.

Así pues y resumiendo podéis hacer diferentes combinaciones según con la que os sintáis más.

 

Vuestros invitados

En cualquier caso, es muy importante que los familiares y amigos que tengan algún tipo de participación en vuestra boda sepan con antelación cómo y en qué momento deben realizar su rol. Bien sea llevándoos al altar como vuestros padrinos o madrinas, siendo vuestro maestro de ceremonias o damas de honor, realizando algún discurso, haciendo de testigos, cuidando de vuestra mascota para que pueda entregaros los anillos o cualquier intervención que se os ocurra para personalizar al máximo vuestra ceremonia y no caer en protocolos ni ideas estandarizadas y que no tienen nada que ver con vosotros.

Os aconsejamos que antes de hacer los preparativos habléis sobre lo que cada uno de los queréis y os imagináis para ese momento tan especial y único. Todos los detalles son importantes, una música bien elegida, el mobiliario, la floristería, la ambientación, el programa detallado, el discurso, el maestro de ceremonias, las diferentes intervenciones entre otras cosas. Como veis no existe un protocolo en una boda gay como tal y lo importante es que os sintáis totalmente identificados y rodeados de vuestra gente celebrando el amor con la persona con la que vais a compartir el resto de tu vida.

ANTINOO, EL AMANTE DEL EMPERADOR ADRIANO QUE SE CONVIRTIÓ EN LEYENDA.

ANTINOUS, EMPEROR HADRIAN’S LOVER WHO BECAME LEGEND

Hadrian (76-138) born in Spain to a provincial Roman family, was named Roman Emperor in 117, succeeding his uncle Trajan. His reign was noteworthy for preserving the “pax romana” and renouncing to further expansion through conquest. He spent a long time away from Rome, traveling far and wide across his vast empire. His concern about the Empire’s prosperity and well-being led him to impulse long-term reformations in administration, justice, education, economy and military, even going as far as to grant a certain legal protection for slaves.

The mystery of love is greater than the mystery of death
Oscar Wilde

A great connoisseur of art, he decreed the construction of several buildings designed by himself, the most notable of which is the Roman Pantheon, which still stands. His love for Greek culture and history made Greece his favorite province, which set the mold for his erotic inclinations. Although it is undoubtable that he had sexual relations with woman, and he did not consider himself a “homosexual” (a term which didn’t exist in ancient times), it is also clear that he had a preference for men. Without a doubt, the one he loved the most was a young Grecian man named Antinous. The youngster was by Hadrian’s side for six years, a time during which they shared love and travels, until his premature death in the waters of the Nile. The Emperor’s pain was terrible. His memory, the greatest testament mankind has ever seen.

There are two theories behind the young man’s untimely demise. The first involves his age — in the classic world, homoerotic relationships were tolerated, even respected, as long as one of the partners was a teenager. The adult was supposed to be tutoring the youngster in the affairs of love. As soon as the younger partner’s beard started growing, it was time to put an end to the relationship. Antinous must have been almost twenty. Being cast away from the caesar, if his love was true, would be painful, but staying with him would have brought them great shame. Suicide was a more honorable way out.

The other possibility, much more somber, is that the boy willingly threw himself into the Nile, hoping his sacrifice would lengthen the life of his aged lover, whose health was already deteriorating. The poet Julia Balbilla, who was traveling with the imperial caravan as a friend of the Empress, was descended from an astrologist who had, long ago, recommended a similar cure to emperor Nero Claudius. Could Balbilla have told such a story in Antinous presence? We will never know.
Hadrian was heartbroken by his beloved’s death, understanding the young man’s death as a sacrifice for his well-being. He ordered the construction of a city on the site of the tragedy, he named a star after his lover, he elevated him to Godhood, likening him to Dionysus… Across the Empire, funerary games were celebrated, temples were built in his honor and orders dedicated to the worship of Antinous were established. His presence suddenly flooded the Roman world. No other private figure of the ancient age has left us as many images as the young Antinous.

Antinoos all right reserved 2019 | Design by Mintstudio.es
Abrir chat